Thompson: el pedido de Woodley para "peleas de dinero" es "medio rid铆culo"

La victoria de Demian Maia sobre Carlos Condit en el UFC Vancouver el s谩bado, credenci贸 al brasilero a una pelea por el t铆tulo del peso welter, pero otro hombre que estuvo en la arena ha sido considerado delante del brasilero en la fila por el t铆tulo: el estadounidense Stephen Thompson, segundo en el ranking de la categor铆a. El invitado especial de la organizaci贸n, "Wonderboy" aplaudi贸 el desempe帽o perfecto de Maia, pero cree que 茅l tendr谩 la primera oportunidad de destronar al campe贸n reci茅n coronado Tyron Woodley pronto.


Lo que le da la confianza a Thompson de que luchar谩 contra Woodley, en el card del 12 de noviembre en Nueva York o en otra fecha, es una reciente declaraci贸n de Dana White, presidente del UFC, quien dijo que la pelea suceder铆a en breve. Woodley, sin embargo, dej贸 claro en una entrevista despu茅s de su victoria sobre Lawler, el 30 de julio pasado, que prefiere hacer una "lucha del dinero" (que implica grandes nombres y se pueden vender m谩s paquetes de pay-per-view del UFC) contra Georges St- Pierre o Nick Diaz. "Wonderboy" estaba en el otro lado de la pantalla, en calidad de comentarista, cuando oy贸 la respuesta del campe贸n, y se burl贸 de la declaraci贸n.

- Creo que simplemente esta inventando excusas para no pelear conmigo. Por supuesto que 茅l quiere peleas que den dinero, pero el campe贸n tiene el cintur贸n, literalmente por 30 segundos y pide una pelea de dinero? Me estaba riendo en mi cabeza. Yo estaba sonriendo en la televisi贸n, pero yo estaba pensando, "¿Es en serio?" (...) Que el pida una pelea de dinero, es medio rid铆culo. Hay que ganarse su posici贸n, ganar su pelea de dinero. Defender el cintur贸n un par de veces antes de pedir eso. (...) Venciste al campe贸n, pero despu茅s de eso, demuestra que no fue suerte.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aprende Boxeo : Como entrenar con la pera loca / cielo tierra / double end bag

UFC 249: Ferguson vs Gaethje - Resultados y bonus de la noche

Academia de Boxeo: El vendaje de las manos